• judithfdz

LA LEYENDA DE LA MUJER DEL ÁRBOL

En este rápido post os quiero hablar de una historia antigua que fue la que inspiró un aspecto importante de mi historia, que descubriréis si os aventuráis a leerlo. Veréis, cuando estaba investigando para encontrar el “medio” para que Briand cruzase el tiempo, di con esta historia.


Al parecer tiene su origen en los países centroeuropeos, pero adquirió popularidad más adelante. Hay videos, relatos y canciones que adaptan o reimaginan la historia en internet.


También se asemeja a la leyenda griega de Daphne, la joven de la que el dios Apolo se había encandilado (porque Eros —dios del sexo—, le había disparado una flecha, harto ya de su fanfarronería) y que fue transformada por su padre, el dios Ladón, en un laurel para que pudiese esconderse de Apolo.

*Apolo y Daphne en la mitología griega.


Luego está la versión de los Galos, que según he leído tenían a Druantia, la señora de los árboles, que al parecer es una clase de espíritu de la naturaleza. (Similar a una dríada griega, supongo). Esto me parece más literal incluso, la mujer es un espíritu de árbol.

*Representación de Druantia (c) De la imagen a su autor/a


El origen de todo esto no lo conozco, pero debe ser muy antiguo, más que los griegos. Lo que sí sé es que en el siglo I a.C, una mujer celta fue enterrada en el tronco de un árbol como en esas historias. Iba ricamente engalanada, como si fuese querida o relevante:


Fuente, revista Smithsonian. (link a la noticia pinchando en la imagen)



Lo que hice yo fue tomar esa base de leyendas griegas y celtas existentes y adaptarlas a mi historia para enriquecerla. Ya descubriréis “mi versión” si lo leeis. Tiene cierto sentido si lo pensamos, pues si suponemos que esa es una historia que se contaba de forma oral entre pueblos antiguos (aunque fueran versiones diferentes) que los cántabros pudiesen conocerla (hablo de mi libro aquí). De ahí que suceda lo que sucede en la historia, y que, ¡oh! no puedo revelaros sin destriparlo.


***


Ojalá os haya gustado, es un post cortito, pero me parecía interesante compartirlo.