• judithfdz

LAS MUJERES DE EL SILENCIO DE LAS FLORES

Actualizado: 7 sept

En esta ocasión quiero hablaros un poco de las principales mujeres que aparecen en el libro, no solo de Eleanor, nuestra protagonista, sino de su antagonista y su amiga, para que veáis lo distintas que son y a la vez, el juego que dan. Clarice es muy secundaria en esta historia, pero tendrá su punto más adelante... así que mejor que la conozcáis ya.


Eleanor Hallbrooke

Eleanor, como ya dije en el post de personajes, es una mujer con la que, a diferencia de Briand, tengo en común varias cosas, entre ellas el amor por las flores (aunque debo señalar que con Briand comparto la flor favorita, la Gardenia blanca). Sin embargo, al igual que con Briand, a Ellie la construí de tal forma que fuera fácil para las lectoras identificarse con ella. Eleanor es soñadora y alegre, sí, pero también tiene garra, valor, y sentido del humor, y no se queda parada cuando tiene que hacerse valer, de allí que decida ayudar a su esposo cuando los problemas surgen. No es dura, pero se esfuerza para serlo, como haría cualquiera por los que ama.


Ellie no es noble, su familia materna es del campo, pero ambas, su tía y su madre, se casaron bien: su tía con un barón, y su madre con un burgués de York. Como tal, ella fue criada en ese ambiente, pero no le interesa en absoluto pescar un marido rico.


Es una joven sencilla, imaginativa, curiosa y alegre que suele ir, para disgusto de su tía, contra las normas de la alta sociedad. ¿Trepar a un árbol para cortar un esqueje? Why not?. ¿Correr bajo la lluvia en una situación indecorosa? Why not?. ¿Soñar con tener un jardín botánico propio como aspiración en la vida? Hell yeah! Eleanor es, ante todo, una persona dulce y valiente que hará lo que sea por aquellos a los que ama, en especial por su madre, debilitada por la tisis, y por Aiden, por el que tendrá que luchar para ayudarlo a liberarse del pasado que le da caza cual fantasma.


Para ella, el dinero no tiene mucha importancia, ni tampoco la posición social. Su gran pasión es la naturaleza, y, al igual que su padre, desea casarse por amor a pesar de que sus tíos tengan otros planes. Su madre es el pilar de su vida, y hará lo que sea por ella.


Físicamente Ellie es una joven común, tiene el cabello color miel, de un rubio amarronado, y no posee un físico de diosa. Sin embargo, es la dulzura innata en ella, mezclada con su ingenio, la que hacen de ella una mujer atractiva para los hombres, a pesar de no ser la más despampanante.








Lady Elisabeth Ann Whitehall


Elisabeth es un personaje del que me gustaría hablaros largo y tendido, pero, lamentablemente tengo que pasar sobre ella de puntillas, puesto que es uno de los pilares de la historia, y de desgranar su carácter os destriparía el percal. Puedo deciros que es una mujer muy sencilla de describir: ambiciosa, guapa y MUY consciente de el hecho, inteligente y cero empática. No le importaba nada más que ella misma: ni Aiden, ni Edwin, ni los Wadlington, ni sus propios padres. Lizzie solo tenía un sueño, llegar a ser amiga de la reina Victoria para poder moverse entre las realezas europeas. De allí que soñase con casarse con Aiden. (cuyo padre era amigo íntimo del rey)


Adoraba las joyas y el lujo, las sedas y el satén, y siempre aparecía en todas partes arreglada como una princesa. Suscitaba el ardor y las miradas de los hombres, pero solo tenía corazón para uno, que, de hecho, no era su esposo.


Así es como Eleanor la conoce, a través de un retrato, y es así como la describe:

"Le llamó la atención un cuadro que había junto a una de las cajas y se quedó boquiabierta al verlo. En el centro del retrato, había una mujer, una de las más bellas que había visto. Rubia, de ojos azules, facciones suaves y aspecto angelical. Llevaba el cabello recogido en un elegante moño del que colgaban tirabuzones y su vestido rojo, escotado y ceñido, dejaba los hombros y el cuello al aire para mostrar una elegante garantilla de diamantes y rubíes en forma de lágrima.

No le hizo falta preguntar para saber de quién se trataba. Era la famosa Elisabeth, la sombra con la que parecían tener que competir todas las mujeres que deseaban a lord Aiden Wadlington."



Lady Clarice Richemond


Clarice, como ya he dicho, es muy secundaria en esta historia, pero se ven ya ligeros detalles de su carácter. Es una joven muy ingenua y enamoradiza, sus sueños de amor perfecto y romances la hacen desear un gran pretendiente en su vida, un caballero andante. Apenas es una adolescente, pero tiene sus sueños muy claros.


Hermana pequeña de Timothy, adora a su hermano y a sus padres, y quiere mucho a Aiden, al que ve como a un segundo hermano (dado que se ha criado viendolo jugar con Tim). Valora y obedece mucho a su familia, y aunque es popular entre las jóvenes ricas de Londres, no es frívola e interesada como la mayoría. Tiene una gran amistad con Wade, el guardia de su hermano. Y se llevará bien con Eleanor desde el inicio.








 

Como veis, las tres son muy diferentes, y todas a su manera nos muestran formas de pensar que son como mínimo, curiosas (¿no compartís mi pensamiento de que los villanos tienen, o suelen tener, si están bien construidos, mas chicha que los buenazos?) Incluso Elisabeth tiene lo suyo. Espero que disfrutéis leyéndolas, por breves que sean sus apariciones (de momento).