• judithfdz

LAS MUJERES DE EL SILENCIO DE LAS FLORES

En esta ocasión quiero hablaros un poco de las principales mujeres que aparecen en el libro, no solo de Eleanor, nuestra protagonista, sino de su antagonista y su amiga, para que veáis lo distintas que son y a la vez, el juego que dan. Clarice es muy secundaria en esta historia, pero tendrá su punto más adelante, así que mejor que la conozcáis ya.


Eleanor Hallbrooke


Eleanor, como ya dije en el post de personajes, es una mujer con la que, a diferencia de Briand, tengo en común el amor por las flores. Sin embargo, al igual que con Briand, la construí de tal forma que fuera fácil para las lectoras identificarse con ella. Eleanor es soñadora y alegre, sí, pero también tiene garra y no se queda parada, de allí que decida ayudar a su esposo cuando los problemas surgen. No es valiente, pero se esfuerza para serlo, como haría cualquiera por los que ama.


Para ella, el dinero no tiene mucha importancia, ni tampoco la posición social. Su gran pasión es la naturaleza, y, al igual que su padre, desea casarse por amor a pesar de que sus tíos tengan otros planes. Su madre es el pilar de su vida, y hará lo que sea por ella.


Físicamente Ellie es común, tiene el cabello color miel, de un rubio vulgar y amarronado, y no posee un físico de diosa. Sin embargo, es la dulzura en ella, mezclada con su ingenio la que hacen de ella una mujer atractiva para los hombres, a pesar de no ser la más despampanante.








Elisabeth Whitehall


Elisabeth es una mujer sencilla de describir: ambiciosa, bella y consciente de el hecho, inteligente y muy poco sensible. No le importaba nada más que ella misma: ni Aiden, ni Edwin, ni los Wadlington, ni sus padres. Solo tenía un sueño, llegar a ser amiga de la reina Victoria para poder moverse entre realezas europeas. De allí que soñase con Aiden.


Adoraba las joyas y el lujo, las sedas y el satén, y siempre aparecía en todas partes arreglada como una princesa. Suscitaba el ardor y las miradas de los hombres, pero solo tenía corazón para uno, que, de hecho, no era su esposo.





Clarice Richemond


Clarice, como ya he dicho, es muy secundaria en esta historia, pero se ven detalles de su carácter. Es muy ingenua y enamoradiza, sus sueños de amor y romances la hacen desear un gran pretendiente en su vida. Apenas es una adolescente, pero tiene sus sueños muy claros. Quiere mucho a su familia, y aunque es popular entre las jóvenes ricas, no es frívola como la mayoría. Tiene una gran amistad con Wade, el guardia de su hermano.








 

Como veis, las tres son muy diferentes, y todas a su manera